Protege tu Identidad

Protege tu Identidad

En esta sección te mostramos 10 pasos para proteger y reducir el Robo de Identidad

1-No Dejes Rastros

No dejes tirados los recibos de cajeros automáticos, tarjetas de crédito o débito; llevatelos o destrúyelos. Tampoco dejes tu correspondencia muchos días en el buzón o consigue un apartado con llave

2-Destruye la Evidencia

Antes de botar a la basura un estado de cuenta, alguna oferta de crédito o cualquier otro documento que contenga tu información personal, rómpelo o tritúralo.

3-Sé Privado

No le des tu información privada a cualquiera. Si alguien te contacta pidiendote tu información, no reveles nada, averigua exactamente quién es, que compañía representa y la razón de la llamada.

4-Sé Observador

No le despegues el ojo a tu tarjeta de crédito. Observa al cajero mientras procesa el pago con tu tarjeta. Si esto no es posible, paga con efectivo.

5-Monitorea

Revisa tus estados de cuenta semanalmente y monitorea tu historial de crédito para verificar que todas tus transacciones hayan sido autorizadas por ti.

6-No Respondas a Correos Electrónicos Sospechosos

No des tu información personal por correo electrónico ni oprimas enlaces en correos si no estás seguro de la identidad del que te lo envío. Aprende a reconocer los emails sospechosos.

7-Cambia tus Contraseñas con Frecuencia

No uses como contraseña tu seguro social, nombre, dirección ni fecha de nacimiento. Para hacer tu contraseña más segura, usa muchos caracteres y una combinación de letras, números y signos de puntuación.

8-Fijate en los Detalles

Cuando estés ingresando tu número de tarjeta de crédito o débito en alguna página web de compras en internet, asegurate que haya una “s” al comienzo de la dirección (https://). Esto indica que la página es segura.

9-Protege tu Información Tecnológica

Instala protección de antivirus y firewalls en tu computadora, y borra toda tu información antes de descartarla o regalarla.

10-Conoce a quién le Compras

Cuando compres en internet asegurate que el comercio tenga buena reputación. En caso de que se trate de una compañía que no sea tan grande y conocida como mercadolibre.com.mx o ebay (por mencionar algunas), busca referencias de otras personas que hayan comprado ahí antes o busca su “rating”.